Make your own free website on Tripod.com

Las publicidades puestas sobre estas páginas son controladas exclusivamente por la empresa que nos brinda este espacio gratuito en la red.


UNA VEZ SALVADO

SIEMPRE SALVADO

(Tercera Parte)

POR ADOLFO RICARDO YBARRA

(Esta obra utiliza la versión Reina Valera 1909 y se basa en el texto Griego Textus Receptus)

Copyright 2005 A.R.Y. y J.J.Y.

Este texto se encuentra registrado (©) y no puede ser almacenado en BBS o sitios de Internet sin el permiso expreso de los titulares del derecho de propiedad. Este texto no puede ser vendido ni puesto solo o con otro material en ningún formato electrónico o impreso en papel para la venta, pero puede ser distribuido gratis por correo electrónico o impreso. Debe dejarse intacto su contenido sin que nada sea removido o cambiado, incluyendo estas aclaraciones. Alimento Espiritual: http://alimento.tripod.com.

Una Vez Predestinado Siempre Predestinado:

 

Para finalizar y completar el cuadro que estamos construyendo a partir de las Escrituras, es necesario que lleguemos a la doctrina bíblica de la Predestinación o Elección Divina de los Creyentes en Cristo.

 

Ésta es la enseñanza bíblica de que Dios, desde antes de la fundación del mundo, a quienes habrían de creer en Cristo, los escogió para eterna salvación y los predestinó incondicionalmente a cumplir dicho destino sin fallar, como está escrito:

 

Hechos 13:48

Y los Gentiles oyendo esto, fueron gozosos, y glorificaban la palabra del Señor: y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.

 

Aquí, los verdaderos creyentes son presentados como tales por su fe verdadera inicial (“creyeron” está en el Griego en Tiempo Aoristo), ellos son presentados como ordenados para vida eterna inmutablemente por Dios, porque se usa para “ordenados” un Tiempo Perfecto, Voz Pasiva, indicando que el acto de Dios de ordenarlos fue un acto pasado y un acto pasado concluido y un acto pasado concluido con el efecto del acto asegurado por el acto concluido no por algo futuro. Es decir que el creyente en Cristo ha sido predestinado para siempre, Una Vez Predestinado Siempre Predestinado. Su destino final se cumplirá y no está condicionado por ninguna condición a cumplir durante la vida del creyente.

 

Pero como la salvación final no es más que la consecuencia de la salvación inicial por el comienzo de la fe del creyente, y como todo lo que el creyente ahora posee es propio de los que alcanzan salvación final, no es extraño que se diga que fuimos predestinados también a las cosas que ahora, antes de haber llegado a nuestra salvación final, tenemos como creyentes en Cristo. Veamos a continuación todas las cosas para las que la Biblia dice que los creyentes en Cristo han sido predestinados desde antes de la fundación del mundo

 

 

Para qué fuimos elegidos y predestinados los creyentes:

 

1) Fuimos ordenados para vida eterna:

 

Hechos 13:48

Y los Gentiles oyendo esto, fueron gozosos, y glorificaban la palabra del Señor: y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.

 

Figura 11: Relación entre Predestinación y Vida Eterna:

 

 
 
2) Fuimos predestinados para ser hechos conformes a la imagen de Cristo como hijos de Dios (con Cristo como nuestro hermano mayor), lo cual (según Pablo) implica que fuimos predestinados para experimentar la justificación del pecado y la glorificación:

 

Romanos 8:29-30

29 Porque a los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos;

30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

 

Efesios 1:5

Habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos por Jesucristo a sí mismo, según el puro afecto de su voluntad,

 
Figura 12: Relación entre Predestinación y adopción:

 

 

Figura 13: Relación entre Predestinación y Justificación:

 

 

Figura 14: Relación entre Predestinación y Glorificación:

 

 

3) Fuimos escogidos para experimentar la perfecta santificación de la glorificación final, cuando ya no tendremos mancha delante de Él:

 

Efesios 1:4

Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor;

 

Figura 14: Relación entre Predestinación y la Perfecta Santificación de la Glorificación:

 

 

4) Fuimos predestinados para ser por la eternidad un motivo de alabanza de la gloria de su gracia por haber sido predestinados a ser adoptados hijos suyos:

 

Efesios 1:5-7

5 Habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos por Jesucristo a sí mismo, según el puro afecto de su voluntad,

6 Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado:

7 En el cual tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados por las riquezas de su gracia,

 

aceptos en el amado” es la consecuencia de nuestra definitiva y permanente justificación, así que tenemos aquí otra prueba más de que la justificación es permanente y definitiva, ya que los “aceptos en el amado” (pues por su gracia nos hizo en un tiempo pasado aceptos) serán eternamente motivo de alabanza de su gracia.

 

5) Fuimos predestinados para ser por la eternidad un motivo de alabanza de su gloria:

 
Efesios 1:11-14

11 En él digo, en quien asimismo tuvimos suerte, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el consejo de su voluntad,

12 Para que seamos para alabanza de su gloria, nosotros que antes esperamos en Cristo.

13 En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

14 Que es las arras de nuestra herencia, para la redención de la posesión adquirida para alabanza de su gloria.

 

6) Fuimos escogidos para alcanzar la salvación:

 

2 Tesalonicenses 2:13

Mas nosotros debemos dar siempre gracias a Dios por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salud, por la santificación del Espíritu y fe de la verdad:

 

La santificación del Espíritu y la fe de la verdad no son presentadas aquí como aquello a lo que fuimos predestinados, sino que la santificación del Espíritu y la fe de la verdad son la causa de que Dios nos haya predestinado a ser salvos. Dios no dice que nos predestinó a tener fe para ser salvos, sino que nos predestinó a ser salvos por la fe.

 

7) Fuimos elegidos para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo, es decir para una vida de obediencia y limpieza en su sangre.

 

1 Pedro 1:2

Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sea multiplicada.

 

Fuimos elegidos así para llevar una vida cristiana agradable a Dios, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo, es decir para una vida de obediencia y limpieza en su sangre. No fuimos predestinados por nuestra obediencia, o por cumplir condiciones, fuimos predestinados PARA ser obedientes y ser continuamente limpiados en la sangre de Cristo, como está escrito:

 

1 Juan 1:7

Mas si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión entre nosotros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

 

Dios nos reveló a través de Pedro que fuimos predestinados a obedecer y ser rociados en la sangre preciosa, así que fuimos predestinados a andar en la luz y ser continuos confesores de nuestro pecado y ser continuos receptores de limpieza en su sangre.

 

La santificación del Espíritu no es presentada aquí en 1 Pedro 1:2 como aquello a lo que fuimos predestinados, sino que la santificación del Espíritu es una causa de que Dios nos haya predestinado a ser salvos. Pedro omite aquí el hecho de que la santificación del Espíritu por sí sola no es suficiente y debe ir acompañada de la fe, porque lo sobreentiende, porque la fe inicial es la que nos introduce a la obediencia mencionada por Pedro a la cual Dios nos predestinó. Pero en 2 Tesalonicenses 2:13 Dios nos revela a través de Pablo que la santificación del Espíritu debe ir acompañada de la fe de la verdad, y que ambos son causas de que Dios nos haya predestinado; la santificación del Espíritu y la fe de la verdad no son presentadas en 2 Tesalonicenses 2:13 como aquello a lo que fuimos predestinados, que es allí la salvación, sino que la santificación del Espíritu y la fe de la verdad son presentadas allí como la causa de que Dios nos haya predestinado a ser salvos. Dios no dice que nos predestinó a tener fe para ser salvos, sino que nos predestinó a ser salvos por la fe.

 

Figura 15: Relación entre Predestinación y la Vida Cristiana:

 

 

La figura nos ilustra que fuimos predestinados a ser Siempre Creyentes.

 

Todos sus escogidos experimentarán la salvación final:

Lo anterior nos conduce a una consecuencia importante que destruye la idea diabólica de que algún predestinado o escogido pueda perderse; y es que TODOS los escogidos experimentarán la salvación final; las pruebas de ello son muchas, veámoslas una por una:

 

1) Todos sus escogidos experimentarán la salvación final porque todos los escogidos experimentan la justificación que, como hemos demostrado, es para siempre, Una Vez Justificado Siempre Justificado, lo cual asegura la salvación final:

 

Romanos 8:29-30

29 Porque a los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos;

30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

 

Romanos 8:33

¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

 

2) Todos sus escogidos experimentarán la salvación final porque fueron ordenados para vida eterna, que, como ya hemos demostrado, es incondicionalmente mantenida por Dios, Una Vez Vivificado Siempre Vivificado:

 

Hechos 13:48

Y los Gentiles oyendo esto, fueron gozosos, y glorificaban la palabra del Señor: y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.

 

3) Todos sus escogidos experimentarán la salvación final porque fueron predestinados para ser adoptados hijos de Dios, que, como ya hemos demostrado, permanecen para siempre hijos de Dios y por lo tanto herederos para la salvación final o redención del cuerpo, Una Vez Hijo Siempre Hijo.

 

Romanos 8:29-30

29 Porque a los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos;

 

Efesios 1:5

Habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos por Jesucristo a sí mismo, según el puro afecto de su voluntad,

 

4) Todos sus escogidos experimentarán la salvación final porque se afirma directamente que fueron escogidos para alcanzar la salvación final al presentarlos como siendo hechos conformes a la imagen de su Hijo en la glorificación final y como alcanzando la perfecta santificación final de la glorificación, y como siendo escogidos como permanentes objetos de alabanza de su gloria y de la gloria de su gracia, la cual es una gloria permanente:

 

Romanos 8:29-30

29 Porque a los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos;

30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

 

Efesios 1:4

Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor;

 

Efesios 1:11-14

11 En él digo, en quien asimismo tuvimos suerte, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el consejo de su voluntad,

12 Para que seamos para alabanza de su gloria, nosotros que antes esperamos en Cristo.

13 En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

14 Que es las arras de nuestra herencia, para la redención de la posesión adquirida para alabanza de su gloria.

 

Efesios 1:5-7

5 Habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos por Jesucristo a sí mismo, según el puro afecto de su voluntad,

6 Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado:

7 En el cual tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados por las riquezas de su gracia,

 

5) Todos sus escogidos experimentarán la salvación final porque se afirma directamente que fueron escogidos para la salvación final al contrastar los escogidos de entre los Judíos con los Judíos inconversos que se pierden y al contrastar todos los escogidos con los que finalmente se pierden por seguir al anticristo:

 

Romanos 11:4-7

4 Mas ¿qué le dice la divina respuesta? He dejado para mí siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal.

5 Así también, aun en este tiempo han quedado reliquias por la elección de gracia.

6 Y si por gracia, luego no por las obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por las obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.

7 ¿Qué pues? Lo que buscaba Israel aquello no ha alcanzado; mas la elección lo ha alcanzado: y los demás fueron endurecidos;

 

2 Tesalonicenses 2:13

Mas nosotros debemos dar siempre gracias a Dios por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salud, por la santificación del Espíritu y fe de la verdad:

 

6) Todos sus escogidos experimentarán la salvación final porque se afirma directamente que fueron escogidos para la salvación final, caracterizando el Señor a los escogidos como los que entran en su reino, y a los no escogidos como los que no entran en su reino:

 

Mateo 20:16

Así los primeros serán postreros, y los postreros primeros: porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.

 

Mateo 22:14

Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.

 

Por qué fueron predestinados los predestinados:

1) Fueron predestinados o escogidos por pura gracia de Dios y no por buenas obras que habrían de hacer:

Romanos 9:11

(Porque no siendo aún nacidos, ni habiendo hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección, no por las obras sino por el que llama, permaneciese {Griego: “para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese no por las obras sino por el que llama”};)

 

Romanos 11:5-6

5 Así también, aun en este tiempo han quedado reliquias por la elección de gracia.

6 Y si por gracia, luego no por las obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por las obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.

 

2) Fueron predestinados o escogidos por la fe inicial que tendrían:

 

2 Tesalonicenses 2:13

Mas nosotros debemos dar siempre gracias a Dios por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salud, por la santificación del Espíritu y fe de la verdad:

 

Fueron predestinados o escogidos por la fe inicial del creyente, que, como ya hemos demostrado, asegura todo lo que viene después de ella, incluyendo la salvación final o redención del cuerpo o glorificación, entonces el creyente no pudo ser predestinado por ninguna de esas cosas que vienen luego de la fe inicial, cosas que, como hemos visto, son cosas PARA las cuales hemos sido predestinados.

 

Ahora bien, la santificación previa del Espíritu es la condición necesaria (condición necesaria pero no suficiente para la salvación) para poder alcanzar la fe inicial salvadora (que es condición necesaria y suficiente para la salvación). Y habrá pecadores que luego de haber sido santificados inicialmente por el Espíritu rechazarán la fe y no llegarán a ser creyentes, y al no llegar a ser creyentes, por su propia fatal decisión, no llegan a ser predestinados. Se puede establecer también la diferencia entre la santificación previa y la fe con Mateo 20: 16 y Mateo 22:14 “....muchos son llamados, mas pocos escogidos”. En Hebreos encontramos el caso de quienes a pesar de haber recibido la iluminación del Espíritu para que puedan creer, eligen rechazar la fe y no llegan a creer en Cristo:

 

Hebreos 10:29

¿Cuánto pensáis que será más digno de mayor castigo, el que hollare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del testamento, en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

 

Podemos saber además claramente que Dios predestinó a los que serían de la fe, por la fe inicial, porque la predestinación es por pura gracia (punto 1), y la gracia es por la fe inicial, así que la predestinación es por la fe inicial. A continuación veamos el pasaje que nos revela de parte de Dios que es por la fe inicial que el creyente pudo entrar a la gracia de Dios:

 

Romanos 5:1-2

1 Justificados {Griego en Tiempo Aoristo, Voz Pasiva, Modo Participio, se refiere a la definitiva justificación de Dios en el pasado, entonces al principio de la fe del creyente} pues por la fe {específicamente el principio de la fe del creyente, por lo dicho en la nota precedente sobre el tiempo Aoristo para “justificados”}, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo:

2 Por el cual también tenemos {Griego del verbo “tener”en Tiempo Perfecto, Voz Activa, Modo Indicativo, indicando que ya hemos tenido la entrada en el pasado y ahora permanecemos adentro, no como un proceso terminado, sino como un resultado de haber entrado definitivamente en el pasado} entrada por la fe {específicamente el principio de la fe del creyente, por lo dicho en la nota precedente sobre el Tiempo Perfecto para “tenemos”}, a esta gracia {no puede haber entrada a la gracia sin la fe inicial, el haber sido agraciados por Dios depende de la fe inicial, y como la predestinación depende de la gracia (Romanos 11:5), entonces la predestinación depende de la fe inicial} en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios {Pues como la predestinación asegura la salvación final, y la fe inicial asegura la predestinación, otra vez encontramos que la fe inicial asegura la salvación final}.

 

Figura 16: Relación entre Predestinación e Inicio de la Fe:

 

 

Notemos que es solo la fe inicial la que causa la predestinación, mientras que la continuación de la fe, como ya se vio, es causada por la predestinación.

 

¿Porqué los escogidos NO fueron predestinados o escogidos por buenas obras que habrían de hacer en el futuro sino solamente por pura gracia?

Porque era la única forma en que un Dios Santo y Justo podría salvar a pecadores desprovistos de justicia y merecedores de condenación; era la única forma en que Dios podría mantener su propósito de salvar a los creyentes, y por lo tanto la única forma de hacer posible que alguien Una Vez Salvado sea mantenido por Dios Siempre Salvado:

 

Romanos 9:11

(Porque no siendo aún nacidos, ni habiendo hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección, no por las obras sino por el que llama, permaneciese {Griego: “para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese no por las obras sino por el que llama”};)

 

¿Cómo fueron predestinados los predestinados?:

1) Fueron escogidos antes de la fundación del mundo:

Efesios 1:4

Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor;

 

2) Fueron escogidos mediante a la presciencia de Dios o capacidad de Dios de conocer todo el porvenir:

Romanos 8:29

Porque a los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos;

 

1 Pedro 1:2

Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sea multiplicada.

 

3) Fueron escogidos conforme a la capacidad de Dios de en su omnipotencia hacer cumplir su voluntad de que se cumpla el destino final al cual predestinó a sus creyentes como parte del propósito suyo de reunir todas las cosas en Cristo:

Efesios 1:3-14

3 Bendito el Dios y Padre del Señor nuestro Jesucristo, el cual nos bendijo con toda bendición espiritual en lugares celestiales en Cristo:

4 Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor;

5 Habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos por Jesucristo a sí mismo, según el puro afecto de su voluntad,

6 Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado:

7 En el cual tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados por las riquezas de su gracia,

8 Que sobreabundó en nosotros en toda sabiduría e inteligencia;

9 Descubriéndonos el misterio de su voluntad, según su beneplácito, que se había propuesto en sí mismo,

10 De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra:

11 En él digo, en quien asimismo tuvimos suerte, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el consejo de su voluntad,

12 Para que seamos para alabanza de su gloria, nosotros que antes esperamos en Cristo.

13 En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

14 Que es las arras de nuestra herencia, para la redención de la posesión adquirida para alabanza de su gloria.

 

¿Anula la predestinación la posibilidad del hombre de elegir su destino eterno?

La respuesta es la siguiente:

En Adán, el hombre, en pleno uso de una voluntad no coaccionada por el pecado, libre para elegir lo bueno, eligió un destino de vergüenza y condenación. Como está escrito:

Romanos 5:12

De consiguiente, vino la reconciliación por uno, así como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó a todos los hombres, pues que todos pecaron.

 

1 Corintios 15:21-22

Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.

Porque así como en Adam todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados.

 

Pero Dios, por su gran amor con que amó a todos, queriendo que todos sean salvos, hizo propiciación por nuestros pecados con el sacrificio de su Hijo Jesús, para que todo aquel que en Él crea no se pierda, más tenga vida eterna. Como está escrito:

 

Juan 3:16

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

 

1 Juan 2:2

Y él es la propiciación por nuestros pecados: y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

 

1 Timoteo 2:4

El cual quiere que todos los hombres sean salvos, y que vengan al conocimiento de la verdad.

 

De manera que Dios no ha anulado por la predestinación la posibilidad del hombre de elegir su destino eterno. El que creyere será salvo.

 

¿Cómo saber si somos sus escogidos?

 

Por haber recibido el verdadero evangelio y experimentado el poder transformador del Espíritu o verdadera conversión y estar experimentando el gozo del Espíritu y su testimonio de que somos hijos de Dios, por lo tanto predestinados:

 

1 Tesalonicenses 1:4-7

4 Sabiendo, hermanos amados de Dios, vuestra elección:

5 Por cuanto nuestro evangelio no fue a vosotros en palabra solamente, mas también en potencia, y en Espíritu Santo, y en gran plenitud; como sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros.

6 Y vosotros fuisteis hechos imitadores de nosotros, y del Señor, recibiendo la palabra con mucha tribulación, con gozo del Espíritu Santo:

7 En tal manera que habéis sido ejemplo a todos los que han creído en Macedonia y en Acaya.

 

 

Romanos 8:16

Porque el mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. {y conforme a Efesios 1:5 Dios nos ha predestinado para ser adoptados hijos por Jesucristo a sí mismo}

 

 

¿Qué más puedo decir? Solamente instar al lector a creer en aquel cuya preciosa sangre es la propiciación por los pecados de todo el mundo y así ser salvo. Ser un escogido de Dios está a su alcance MEDIANTE JESUCRISTO. AMÉN.

 

El cuadro completo:

Como la predestinación (el poderoso decreto divino que asegura que el designio de Dios de salvar a los creyentes es inmutable e incondicional) fue hecha por la fe inicial del creyente. Nuestro cuadro de Una Vez Salvado Siempre Salvado quedará completo de la siguiente manera:

 

Figura 17: Cuadro completo que relaciona todos los elementos de Una Vez Salvado Siempre Salvado:

 

 

Esto significa que nada podrá cambiar el destino del Creyente, Dios ha fijado desde antes de la fundación del mundo que los que hayan tenido la fe inicial en Cristo sean justificados para siempre de sus pecados y sean adoptados hijos para siempre, siendo vivificados para siempre por la habitación del Espíritu Santo que es para siempre, y sean para siempre creyentes, para finalmente ser glorificados para siempre. Tal es el destino de quien crea en Jesús de todo corazón.

 

¿Cómo no elegir tal destino?

 

Juan 3;16

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

 


 

Textos

Links

http://alimento.tripod.com

Copyright 2005 A.R.Y. y J.J.Y.

e-mail: alesp@mail.com